Consejos para visitar las catacumbas de Roma

Para poder dar consejos acerca de estos lugares, hay que conocerlos, pero si la referencia que se tiene es solo lo que se ha leído por internet y lo que muestran los documentales, lo mejor es seguir sus instintos, mantenerse cerca de su guía turístico y hacer el recorrido en grupos, nunca hacerlo solo.

Las catacumbas tienen una historia un tanto dantesca. No son como se cree, aquellos lugares subterráneos donde Jesucristo enseñaba a sus discípulos la buena nueva, sino que se trata más que todo, de cementerios. Por increíble que parezca, lo que más hay en estos túneles, son criptas y antiguos espacios de sepelio.

No puede perderse este paseo

Antes de viajar a Italia, asegúrese de incluir este paseo en su itinerario por Roma. Al llegar a la ciudad, además de entrar a ciudad del Vaticano, ir al coliseo y recorrer las Basílicas, también se aconseja pasear por las camineras, recuerde: todos los caminos, llevan a Roma. Pero la visita a las catacumbas, aunque no es un lugar muy promocionado, es excepcional.

Otra recomendación, es leer con detenimiento los comentarios y reseñas que han dejado otros viajeros, buscarse un buen guía, que no es el que hable más idiomas sino el que cuente la mejor historia, o la misma historia de la mejor manera. Hay algunos lugares secretos, prohibidos (supuestamente), historias increíbles de aquel funesto pasado imperial, pregunte por todo esto, pida que le hagan el recorrido completo.

Cómo llegar

Para llegar a las entradas de las catacumbas, se puede tomar transporte público, esto es un buen consejo para ahorrar dinero y disfrutar también del paisaje durante el recorrido. Se sabe que, la antigua cultura romana, no permitía enterrar a los muertos dentro de los muros de la ciudad, así que los romanos optaban por cremar los cadáveres, pero los judíos y cristianos, prefirieron siempre la inhumación como medio para darle alivio y respetuoso descanso a los restos mortales de sus seres queridos, ante esta necesidad, el imperio romano se vio en la obligación de autorizar los entierros de cuerpos, pero fuera de los límites de la ciudad, pero esos sepulcros se debían ubicar bajo tierra y lejos de las murallas. Fue así como se crearon esas catacumbas.

Son lugares que han sufrido los embates del tiempo y con pocas restauraciones, así que tienen bastante deterioro, no es aconsejable tocar los objetos en las cuevas, moverlos de su sitio ni intentar dejar alguna firma o recuerdo. Se pueden tomar fotografías, pero no se recomienda alejarse del grupo del guía, ya que son pasajes laberinticos y fácilmente se puede el turista desorientar en ellos.

 😀  Dale a me gusta a nuestra página en Facebook 🙂 

Ayúdanos a crecer, si te gusta comparte!  :-) 
Tags:

Deja un comentario