Una vuelta rápida por Budapest

Separadas por el azul del Danubio, estas eternas enamoradas, solo se unen por 7 inmensos puentes, en cuyos extremos aguardan dos leones que custodian las entradas, es la ciudad de los balnearios, capital de Hungría, un lugar con mucho que ver, pero que se puede visitar algunos de sus sitios en tan solo un día.

Un recorrido de un día entero por Budapest

Si llegamos temprano en la mañana, nada como disfrutar de un rico café a orillas del rio Danubio, un buen desayuno nos daría energía para hacer este recorrido fugaz por esta bella ciudad.

Para iniciar esa mágica vuelta, el punto de partida sería el castillo de Buda, en cuyos alrededores se tiene la mejor vista de la ciudad, desde la zona de Buda, la que tiene mayor majestuosidad en todo lo que es Budapest. Una vez allí, se puede tomar la calle de Támot utca, que lleva hasta la iglesia de Matías y el Bastión de los pescadores, para apreciar la grandeza del edificio del parlamento, que es el símbolo de la ciudad.

Iglesia de Matias

Iglesia de Matías

Aunque visitar y recorrer el parlamento sería fantástico, ese tour llevaría por lo menos toda una mañana o toda una tarde, así que en un día de solo pasada por Budapest, el tiempo no es suficiente para gozar de todo lo que dentro de él hay.

RelacionadoBudapest esta en entra las ciudades mas hermosas de Europa.

Uno de los puentes más utilizados en los recorridos turísticos es el Puente de las Cadenas, a través de éste cómo de los otros 6, se puede pasar hacia Pest, la otra parte de la ciudad, en ella vamos a visitar la Basílica de San Sebastián, para subir a su torre y tener una panorámica entera de la capital, seguidamente, se podría pasear por la plaza Vörösmarty tér y de allí bajar hacia el mercado central, donde además de hacer las compras para el hogar, los residentes y los visitantes acuden a sus restaurantes para degustar comidas típicas.

Vorosmarty plaza

Plaza de Vörösmarty

Para terminar el paseo

El otro recorrido, podría iniciarse después del almuerzo, para conocer los balnearios, el más popular de estos es Széchenyi, un complejo de 15 piscinas de distintas profundidades para el sano disfrute de la colectividad, otros 10 espacios de baños turcos y las tres piscinas exteriores, lo particular de estos, es que sus aguas son naturales y termales, se mantienen a mas de 36° C, gracias a su ubicación sobre una falla geológica de la que manan unas 100 fuentes termales

El paseo que le pondría la guinda al pastel, es el crucero nocturno por el Danubio, para ver los edificios de la ciudad iluminados mientras nos despedimos de esta hermosa capital.

¿Has visitado alguna vez Budapest, capital de Hungría?

 😀  Dale a me gusta a nuestra página en Facebook 🙂 

Ayúdanos a crecer, si te gusta comparte!  :-) 
Tags:

Deja un comentario